1ra Cadena 105.9 FM y 740 AM

Pese acuerdos de paz, El Salvador sigue siendo un país polarizado: Majo Siscar. Con Manuel Feregrino

Autor: RF Nacional

|

Fecha: 19 Junio, 2017

La periodista Majo Siscar asegura que El Salvador sigue siendo un país muy polarizado a pesar de los acuerdos de paz que desmovilizaron a la guerrilla y de las treguas con las pandillas, que en si bien en su momento redujeron la violencia en esa nación, no ha habido una mejora. En su colaboración para el espacio de "Fórmula de Fin de Semana con Manuel Feregrino", comentó que "El Salvador es un país muy polarizado, sigue habiendo tema de discurso como de guerra fría; en su momento, México hubo bastante solidaridad cuando la guerra de El Salvador. Se cumplieron 25 años de los acuerdos de paz, pero por desgracia las cifras de violencia son más altas ahora que cuando los acuerdos de Paz de Chapultepec. "Entonces, hay una polarización grande entre si eres del FMLN (Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional), que fue un frente de diversos partidos de izquierda y la guerrilla y que ahora está en el gobierno por segunda legislatura consecutiva, o de ARENA (Alianza Republicana Nacionalista), que es el partido de derecha que estuvo tres o cuatro legislaturas", apuntó. Comentó que durante la realización de un estudio en El Salvador sobre el acceso de agua de comunidades en situación precaria, pudo darse cuenta de la situación de violencia en la que aún viven los salvadoreños en esas regiones. Recordó que durante la tregua del gobierno de El Salvador con dos pandillas, entre los años de 2011 a 2014, los homicidios se redujeron a la mitad, "pero hubo mucha crítica, porque evidentemente las pandillas no son hermanitas de la caridad y hay mucho odio y en cualquier conflicto, para lograr la paz siempre hay que ceder cosas y es verdad que no son grupos legales, han matado a mucha gente, han vulnerado derechos, pero al final son actores muy fuertes en las sociedades, entonces hubo mucha crítica y se rompió la tregua y volvieron a crecer los homicidios; en 2015 El Salvador volvió a ser el país más violento del mundo". Destacó que ahora hay una política de mano dura, y si bien después de 2015 bajaron los índices de homicidio un poco, "para mí fue un poco triste ver que no prosperara el intento de tregua, porque me parece que eso podría ser inspirador, incluso para México, que si bien es diferente el problema, pero al final habrá que hacer algo para bajar los niveles de violencia". Subrayó que siempre se habla de las pandillas en El Salvador, pero es importante también destacar que hay un medio millón de jóvenes que no son violentos. "Estamos hablando de que las pandillas son unas 60 mil personas, 60 mil pandilleros, pero hay un millón y medio de jóvenes que quieren otro país". Indicó que en este momento se dice que ese número de pandilleros no ha crecido por la política de mano dura, sin embargo, es un fenómeno que no es fácilmente computable. acm

Source: Internacional